lunes, 17 de enero de 2011

Portamoviles a petición del cliente

El jueves me hicieron un encargo de esos que me gustan a mi. Los que van directos a ser un regalo para una persona querida. Un cliente vio este marca páginas y me dijo que quería lo mismo en portamoviles.
Y claro, yo no se hacer las cosas siempre igual. No porque no pueda sino porque las manos se ponen a trabajar solas y siempre encuentro algún detallito que cambiar.
Así que el naranja, pasó a ser negro, el negro naranja. y en la parte de atrás un precioso corazón.
La verdad es que tenía mis dudas de si al cliente le iba a gustar o me iba a decir que no era lo que me había pedido.
Pero le ha encantado.
Cuando una hace cambios unas veces se acierta y otras no, esta vez tocó que si.
La pena es que ha venido tan pronto a buscarlo que no me dio tiempo a hacerle foto.

¿No es maravilloso que alguien te regale piezas únicas realizadas expresamente para tí?