jueves, 20 de mayo de 2010

Corazón prisionero


A veces aunque los barrotes se abran la abertura no es suficiente y el corazón sigue prisionero.A veces las rejas cortan las alas y encojen el corazón.

1 comentario:

Asun dijo...

Queremos ver como el corazón alado escapa de sus barrotes.
Un saludo y Megustaloquehaces muchisimo.